El correo electrónico es uno de los medios de comunicación más usados en nuestros días y, pese a ello, aún existen quiénes lo subestiman. Pero si estás [email protected] en el mundillo del marketing (sea o no digital) debes saber que el uso de la newsletter es una táctica infalible a la hora de hacer e-mail marketing y es por eso que hoy en nuestro blog te platicamos al respecto.


tips para que tu newsletter pegue email marketing

Resulta que hacia finales del año que se nos murió, The Radicati Group, reportó un crecimiento del 3% en el uso del correo electrónico que hoy ha conseguido alcanzar 2,7 mil millones de usuarios alrededor de este planeta... ¿impresionante no?. Pero lo más increíble es que si te pones a comparar esa cantidad con el número de usuarios activos con los que cuenta Facebook, ¿entonces de que estamos hablando?... pues de que en un simple e-mail tienes una potente arma de mercadotecnia que te puede echar bastante la mano a la hora de intentar captar mayor cantidad de leads... ¿y eso que diablos es?, bueno no es otra cosa más que un término generado cada vez que le pasamos nuestros datos a un determinado medio o canal.

Es necesario que veas la relación con tus seguidores como una relación de pareja en la que debes mostrar cierto nivel de compromiso o de lo contrario estarás recibiendo una patada en el trasero y eso no es lo que te gustaría por parte de tus suscriptores


Pero regresando al tema, el subestimado e-mail te permite mantener una comunicación fluida, personalizada y bastante directa con tu público potencial.
Hasta aquí todo suena muy bonito ¿cierto?. E-mails que se ven fregonsísimos, redacción perfecta, expectativas de poder conectar con posibles clientes y de poder ganar dinero a manos llenas, así como muchas cosas más; pero lo cierto es que hacer que los usuarios sientan la necesidad de hacer clic en el contenido mostrado dependerá muchísimo de la calidad que el mismo tenga. Y es que la clave radica en proporcionar contenido de útil, de interés y que tenga valor para los usuarios.

Es por todo lo anterior que repasamos algunos de los tips más esenciales que debes de seguir si no quieres que tu newsletter pase directo a la trituradora:

1. Piensa bien a quién la diriges

Esto es básico. Dependiendo de la temática y/o contenido que compartirás, tendrás que buscar a ese público objetivo interesado en recibir tu información o de lo contrario dificílmente tus correos dejarán de ocupar un lugar en la carpeta de spam.

2. Actualiza tu base de datos

El título lo dice todo, necesitas mantener al día tu base de datos con las direcciones de correo del público al cual quieres llegar.
Además es recomendable que incluyas en el cuerpo del e-mail accesos social share para que tus suscriptores compartan tus correos y así puedas conseguir más suscriptores que a su vez atraeran otros nuevos suscriptores que deberían seguir atrayendo a más suscriptores... es decir, aplicar la vieja táctica del "boca a boca" que nunca falla.
Digo, no se trata de andar fregando con emails que llenen la bandeja de la gente ; al final se supone que se trata de usuarios de los que has obtenido el permiso para recibir tu información... emm, bueno o al menos eso es lo que quiero pensar.

3. Elige la plataforma adecuada

En los días que corren no saber codificar en HTML ya no es ningún pretexto, hoy puedes encontrar un sin fin de herramientas digitales gratuitas y de paga que nos harán más fácil la vida al momento de emprender una campaña de e-mail marketing; en las que además puedes encontrar un sinfin de herramientas que en pocos clics darán vida a tu newsletter. Sí, con mucho gusto te repito lo que dije... aún cuando no sepas HTML, ni CSS o cualquier otro lenguaje habido y por haber.

4. Elige el formato

HTML nos permite generar diseños coloridos, bonitos, atractivos... en pocas palabras, perrones. Sin embargo suelen ser marcados como spam por la mayoría de los clientes de correo; por lo que es mucho muy probable que quienes reciban tus e-mails tengan que habilitar la opción en su cuenta para poder ver todas esas imágenes que tanto te esmeraste en colocar.
El formato de texto plano, en cambio, no se ve tan genial pero pesa mucho menos y evita muchísimo mejor transformarse en spam. Ya lo sé, seguro debes estar pensando ¿Y quién diablos va a querer ver un correo sin imágenes?. Bueno, lo que aplica aquí es poner a trabajar tus habilidades de redacción para enganchar al usuario y generar su interés.

5. Optimiza el asunto de tu newsletter constantemente

Usar un asunto acorde al contenido de tu correo pero que también sea impactante es una de las cosas primordiales para que tus suscriptores abran el e-mail. Imaginate que trabajas para Apple y lanzas una campaña de e-mail marketing para anunciar el iPhone 7; está claro que si el asunto de tu correo dice algo horrible y chafa como "Correo de iPhone 7", tendrá mucho menos pegue que un asunto con la leyenda "Conoce el nuevo iPhone7 :)".
¿Te estas preguntando si puedes agregar caritas en el asunto de tu e-mail?, la respuesta es sí. Puedes agregar todos los mentados emojis que quieras. Claro, siempre y cuando no acabes transformando tu mensaje en una auténtica caricatura que pueda verse poco serio ante los ojos de tu target.

6. Cumple con lo que prometes

Este último consejo es vital. Dicen que el amor es como una planta que va creciendo si la riegas todos los días. Bien, ¿demasiado cursi?; estoy de acuerdo, pero si quieres crear el engagement (osea la lealtad) suficiente en tus suscriptores, necesitas establecer sí o sí un calendario de publicaciones para crear una rutina y enviar la información que les has prometido a tus seguidores justo el día que se los prometiste.

Lo entiendo, quizás el último punto te parezca basura sentimentalona, pero es necesario que veas la relación con tus seguidores como una relación de pareja en la que debes mostrar cierto nivel de compromiso o de lo contrario estarás recibiendo una patada en el trasero y eso no es lo que te gustaría por parte de tus suscriptores ¿cierto?.

Nos leemos hasta el próximo blog, porque éste ya valió...


Queda prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados © Orange Pear 2019. La opinión del autor no refleja necesariamente las de Orange Pear ni de ninguna otra empresa relacionada. El contenido de este artículo no constituye una consulta particular y por tanto ni Orange Pear ni sus colaboradores y/o autores asumen responsabilidad alguna acerca de la intepretación que el lector le pueda dar. Este blog no representa una plataforma de consulta ni intenta convencer mediante las opiniones vertidas dentro del mismo, por lo que sus autores son libres de reflejar sus opiniones.